Evaluación Ambiental Estratégica

La Ley de Transición Energética (2015), en su  artículo 19, establece que la SEMARNAT debe elaborar una Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) de carácter regional en Yucatán; hasta la fecha se desconoce su implementación.  La EAE es una herramienta de planificación, que requiere un proceso participativo y que se aplica a decisiones de naturaleza estratégica, incluyendo el diseño de políticas públicas, planes y programas. Su fin es la definición, mediante un proceso transparente y democrático, de un modelo adecuado de desarrollo socioambientalmente sostenible en un ámbito concreto.

La omisión de la EAE en Yucatán ha conducido a la implantación de un modelo de transición energética que responde únicamente a factores técnico-económicos, como el potencial energético de Yucatán, el déficit de generación eléctrica de la Península y a los intereses particulares de grandes empresas privadas, sin tomar en consideración las políticas regionales o locales de planeación y desarrollo, la existencia de ecosistemas frágiles y de población indígena, así como su relación con el territorio, entre otras características. Los riesgos de la instalación de parques fotovoltaicos y eólicos de gran escala en Yucatán incluyen conflictos sociales y de tenencia de la tierra, el cambio en las actividades económicas y en los valores culturales, los impactos en los suelos kársticos y el sistema hidrológico subterráneo, la deforestación, la pérdida de biodiversidad (aves, murciélagos, felinos, etc.), entre los principales problemas.

Conoce más acerca de:

Los Talleres de la Evaluación Ambiental Estratégica
Foro público