Antecedentes

La Articulación Yucatán fue conformada en junio de 2016, como respuesta a los resultados de la llamada Primera Subasta de Largo Plazo que organizó la Comisión Reguladora de Energía. En esta Subasta, nueve proyectos fotovoltaicos y eólicos de gran escala fueron asignados para el estado de Yucatán, en ausencia de un verdadero plan regional que asegure la sustentabilidad del proceso. En efecto, se omitió la Evaluación Ambiental Estratégica que dicta el Artículo 19 de la Ley de Transición Energética (2015) para regiones con alto potencial de fuentes renovables de energía, por lo que existen riesgos socioambientales que preocupan a la ciudadanía de Yucatán, incluyendo a la comunidad maya y a la comunidad académica.