Objetivos

  1. Impulsar el debate público plural sobre modelos de desarrollo y uso del territorio en relación a los proyectos energéticos.
  2. Promover el derecho de la participación ciudadana y su acceso a la información en la toma de decisiones y en la implementación de proyectos energéticos.
  3. Fomentar modelos de desarrollo participativo de energías renovables que fortalezcan el respeto al medio ambiente y la cultura local.
  4. Incidir en políticas públicas a nivel municipal, estatal y federal, para que la ciudadanía se convierta en actor central de la transición energética.
  5. Desarrollar acciones de defensa social y ambiental contra los proyectos energéticos de gran escala que siguen una línea de negocios extractiva y poco regulada.